miércoles, 23 de enero de 2013

Genesis

BY Ricardo Ayala No comments



El viaje había comenzado hacía ya mucho tiempo. Su civilización se sabía condenada y decidieron abandonar el planeta antes del desastre final. Tenían la tecnología para escapar pero no la suficiente para encontrar un planeta cercano que fuera apto para ellos, así que enviaron miles de naves en diferentes direcciones con la esperanza de que alguna de ellas encontrara un sitio adecuado y lo comunicara a las demás. Pero ya había transcurrido demasiado tiempo; incluso para ellos. No eran inmortales y requerían recursos para sobrevivir cuando los que se habían procurado en sus naves se agotaran. Y se habían agotado hace ya bastante tiempo. Una de las naves decidió que no todo se perdería. Acondicionaron una pequeña cápsula para que 40 de los suyos entraran en crió hibernación y flotarán por el espacio mientras el combustible nuclear durara. Hicieron intensivos análisis de posibles sectores con probabilidad de encontrar planetas y se decidieron por un cumulo nuevo al borde de la galaxia vecina. Parecía prometedor pero estaba a una distancia casi imposible; dedicaron sus últimos años para acercarse lo mas posible y acondicionaron la cápsula con el mínimo de sistemas para optimizar la carga de combustible. Su esperanza ahora estaba confinada a un montón de metal liquido que encerraba a 40 seres a punto de no despertar jamás. Y así de pronto el sistema de navegación detectó un campo gravitatorio débil pero con la suficiente fuerza para llevarlos cerca de la estrella amarilla que prometía vida. La gravedad del gigante de gas los impulso a los planetas interiores y por fin a su destino. El sistema navegador agoto su capacidad cuando calculo el sitio para aterrizar. El planeta era cálido y el lugar elegido era suave y libre de peligros. Los sistemas de sustentabilidad de vida se apagaron y las capullos de los cuarenta seres poco a poco los trajeron de vuelta a la vida. Al despertar todos se miraron y no se reconocían. Miraron a su alrededor y no había nada que les dijera quienes eran o de donde provenían. La compuerta se abrió y salieron para conocer su nuevo planeta. Era hermoso y si su memoria se había perdido tenían a todo el futuro por delante. Eran cuarenta y su nueva misión era reproducirse y sobrevivir.
Con el tiempo prosperaron y desarrollaron una prometedora civilización en su hermoso planeta de tenues rojos. Algunas veces miraban a las estrellas y sentían nostalgia pero habían olvidado el porqué. A pesar de crecer y ser una civilización floreciente y fresca no se sentían en casa. Los restos de su nave se conservaban como algo sagrado y quizás en algún tiempo futuro pudieran hacer funcionar el proyector holográfico en el cual se describía toda su historia y todos sus conocimientos. Por ahora tenían cosas mas apremiantes de que preocuparse. El clima había cambiado drásticamente en los últimos tiempos y el enorme volcán no dejaba de expulsar ceniza. Aún no lo sabían pero en caso de tener que volver a dejar el planeta, esta vez tenían a un vecino azul verdoso que los estaba esperando.

miércoles, 16 de enero de 2013

Descorazonado.

BY Ricardo Ayala No comments



- ¿Si entiendes que lo hago por amor, verdad cariño?
Él la mira y una lágrima se asoma de entre sus ojos.
- No sabes la rabia que sentí cuando te vi con ella. Se me vinieron tantas preguntas a la mente; ¿En que había fallado? ¿Qué me faltó darte? ¿Acaso ya no te gustaba? ¿me estaba poniendo gorda? ¿Quizás la edad? Tú no sabes corazón lo que una como mujer siente y piensa. En ese momento recordé todas las citas con amigos y pretendientes que había hecho a un lado por ti, por respetarte; para que nadie te fuera con chismes y tu no te enojaras conmigo. Todas las reuniones con mis amigas y las salidas al antro que deje pasar para acompañarte a ver tus juegos de fútbol los sábados por la noche y después irnos a dormir sin tan siquiera un "gracias" de tu parte. Cuantas veces me arreglé para ti y tu ni siquiera lo notabas y mejor te dabas la vuelta a buscar cervezas al refrigerador. ¿Recuerdas aquella vez que en la fiesta de mi amiga hiciste un chiste de que mis senos eran como "limoncitos"? No sabes lo doloroso que fue para mi y mas cuando mi amiga es talla 36C. A lo mejor después de 3 años de relación se te acabo el amor y el respeto, pero pudiste habérmelo dicho, no te costaba nada, ¿Verdad?
Él no puede hablar, pero si pudiera le diría que lo siente, que lo siente mucho. Que no quería lastimarla. Que todavía la amaba. Que solo había sido un error. Pero ya era demasiado tarde.
- Tú me forzaste a que cuando te metías a bañar, agarraba tu celular y revisaba los mensajes que tú y esa zorra se mandaban. La sangre me hervía al leer las palabras bonitas que antes me decías a mi. Escuchaba los mensajes de voz tan cachondos que ella te dejaba y que decían lo bien que se la habían pasado en ese motel que esta cerca de tu trabajo. ¡Por dios! Conmigo nunca querías usar juguetes y con ella hasta fresas con crema usabas para "avivar la pasión". Y aún así quise creer que recapacitarías, que te darías cuenta que ella solo era una resbalosa y golfa que no te amaba como yo lo había hecho, como yo lo haré siempre. Pero no entendiste y seguías con saliendo con ella y lo peor era que ya ni siquiera te escondías, la exhibías como la perra nueva y fue entonces cuando ya no pude más. Entendí que te perdía y que las cosas no iban a mejorar; entendí que ya no me amabas y que me habías cambiado como se cambia cualquier cosa.
Las lágrimas caen de sus ojos al verla ahí, tan frágil y a la vez tan poderosa. El cuchillo en las manos de ella se ve tan grande.
- ¿Sabes porque se fue sin decirte "adiós"? Porque simplemente no tuvo tiempo. Era tan predecible la pobre idiota. Todos los días tomaba un taxi y se bajaba a dos cuadras de su casa "dizque" para hacer ejercicio. Descubrí que dejaba una llave debajo de la maceta a la entrada de su casa por si alguna vez las olvidaba dentro; que por cierto, era bastante "tontita" tu noviecita, ehh! y a cada rato se le cerraba la puerta sin las llaves y así fue como descubrí lo de la maceta. Un día la espere dentro de su casa y le reclamé por haberte robado de mi, por haberse metido donde no le importaba. Lo primero que le corté fue su asquerosa lengua de víbora que solo escupía veneno. Chillo como perra atropellada y por fin sentí alegría después de tanto dolor que tu y ella me habían causado. Como le encantaba que la penetraras por detrás pues pensé que era buena idea que probara el filo del cuchillo para ver si gritaba igual que cuando lo hacia contigo. No imaginas la cantidad de sangre que sale del recto una vez que lo perforas tan profundo; y si, grito bastante, por cierto. Creo que lo disfruto mucho. Y por cierto, ¿sabias que sus tetas eran operadas? Una lastima que terminaron en una bolsa de basura porque parecía que si eran de las caras. Igual y alguien tan pendejo como tú se las pago; nunca lo sabremos, ¿verdad, amor? ...¿Porque lloras? ¿La extrañas, vida? Para que veas lo buena que soy contigo te guarde algo de ella, espérame corazón, no te vayas a mover...
Él la ve salir de la habitación y sabe que su hora esta cerca. Ya no siente las manos ni los pies de tan fuerte que ella lo amarro a la silla. Debió haber usado algún tipo de droga para noquearlo y así poder amarrarlo. La ve entrar nuevamente a la habitación con una bolsa negra de esas que se usan para la basura.
- Mira corazón, tu regalo...
Ella abre la bolsa y saca una cabeza golpeada y con un rigor mortis ya notable.
- Ya ves que no era tan guapa sin maquillaje, amor...Aunque debo admitir que sus ojos eran bonitos, cuando todavía los tenía. ¿No quieres darle un besito de despedida, amor? Vamos no seas tímido porque estoy aquí...
El cierra los ojos y se voltea pero siente la mano de ella golpearlo.
- ¡¡que le des un beso te digo, cabrón!!
Ella lo jala de los cabellos y le pone la cabeza cercenada y sin ojos frente a él. El olor a podrido le cala el olfato y siente ganas de vomitar pero tiene amordazada la boca y sabe que se ahogaría si lo hiciera.
- Ahhh! pero si tienes tapada la boca, amor!! por eso no puedes besarla, mmmm... bueno entonces vamos a hacer otra cosa; algo que a los dos les encantaba. Primero vamos a abrirle la boquita a esta linda cabecita de zorra...
Ella pone la cabeza en el suelo y con las dos manos tira de las mandíbulas hasta hacerlas crujir y la boca sin vida queda colgando abierta de par en par.
- En uno de sus mensajitos supe que te encantaba que te la chupara cariño; veamos si te sigue gustando tanto...
Ella toma la cabeza y la acerca hacia el cuerpo desnudo y amarrado en una silla de su desafortunado novio, le toma el pene flácido y lo empieza a masturbar a pesar del terror en los ojos de él. Él se mueve lo mas que puede para alejarla pero poco puede hacer en su condición e instintivamente el miembro comienza a llenarse de sangre. Entonces ella toma la cabeza y la pone en posición de felación.
- ¿Te gusta amor? ¿Lo hace mejor que yo? No creo. Yo la veo muy "tiesa", jajajajaja!!
La risa de ella suena desenfrenada y completamente fuera de este mundo.
- Pero que aburrido eres corazón...No te escucho gemir de placer...Ahh! es porque tienes la boca tapada; te voy a quitar ese trapo de ahí...
Ella retira el trapo de su boca y el aire pútrido y denso le invade los pulmones.
-¡¡Por favor!! perdóname cosita, perdón!!!
- ¡¡Callate maldito!! ¡¡Callate!! quiero oírte gritar!!
Ella toma el cuchillo con una mano y con la otra avienta la cabeza de la muerta y toma el pene de su novio. De un solo golpe lo separa del cuerpo de él.
El grito de dolor es agónico. La sangre brota a chorros y ella la toma entre sus manos tirando el cuchillo y el miembro y se unta la sangre en la cara, la lame y la disfruta como si fuera un festín de ambrosía.
- Ahora si amor, dime que me quieres, dime cuanto me amas; dime que soy mejor que ella, que no fue nada para ti...¡¡¡Que me lo digas imbécil!!!
Él esta a punto del colapso pero puede verla embarrada de sangre y hablándole; las lágrimas ya no servirán para nada. El dolor y la incapacidad de hacer algo dejan de importar. De repente siente que la vida se le esta llendo y no hay nada que pueda hacer.
- ¿Si entiendes porque lo hago, verdad corazón? Lo tenias todo conmigo, yo nunca te falle. Lo hago por nosotros, lo hago por ti. Ahora ya solo serás mío. Tu corazón será solo para mi.
En ese momento ella se agacha par recoger el cuchillo. Lo toma entre sus manos y se acerca a él. Lo toma de los cabellos y lo jala hacía ella. le da un beso en la frente. Él cierra los ojos. Ella le clava el cuchillo en el pecho y comienza a darle varias puñaladas poco profundas para abrir la piel. Después toma el cuchillo por el mango y comienza a romper las costillas hasta destrozarlas. mete la mano al pecho y de un jalón le arranca el corazón. Lo toma entre sus manos, lo abraza como si fuera un bebé recién nacido y se lo lleva.
- Que tengas buenas noches amor!