lunes, 25 de agosto de 2014

Ella

BY Ricardo Ayala 1 comment


Hace poco platicaba con alguien sobre el porque no tengo pareja, novia, susodicha, nalga, querida, amiga o como se diga en estos tiempos. No sé si se requiera alguna razón en especial pero yo tenía una teoría un poco rara o quizás muy común y es esta: Me fijaba y pensaba que me enamoraba de mujeres de las cuales yo sabía a ciencia cierta que no llegaría a nada y nada quiere decir que no habría una relación así formal, "normal" y eso se llama o al menos yo le llamo "auto chantaje". Esa "teoría" se basa en el tipo de relaciones y el tipo de mujeres que han sido parte de esta historia. Obvio que ellas no tienen la culpa porque en el fondo yo las escogí a ellas y mas bien creo que serían las "victimas" de mi temor a la compañía.
El caso es que hay momentos en los que uno llega a ver un poco más allá. No se trata como dicen por ahí de "no esperar nada de nadie" ni cosas de esas porque la verdad es poco menos que imposible. Como seres humanos llenos de emociones, hormonas y pensamientos no podemos no esperar nada, ni futurizar, ni dejar de sentir cosas por alguien. Es normal y es sano, hasta cierto punto. El problema viene cuando le ponemos tantas cosas a esa "persona soñada". Le colgamos nuestra felicidad, nuestro futuro, nuestra vida y la verdad es una carga que nadie puede llevar y que es injusto imponerle a alguien y más cuando decimos que nos gusta o que la queremos.
En el caso de personas como yo, el amor es algo tan diferente a lo que nos venden por la calle, por la tele, por las revistas, por el cine y por miles de gentes. Si mañana me quedará sin trabajo claro que no sería bonito pero tampoco sería un desastre, quizás hasta sería bueno porque me sacaría de una zona de confort y me obligaría a buscar nuevas oportunidades o ha ser creativo pero algo seguro es que no me voy a morir. De igual forma creo que tendría que ser con una pareja o una novia o una esposa. Es muy bonito y llena la vida compartir con alguien especial momentos, situaciones, vida. Pero si por alguna razón esa persona ya no esta convencida, ya no quiere estar junto a mi o ya de plano se busco a otro y esta feliz con esa persona pues también esta bien porque mi felicidad no depende de ella y la de ella no depende de mi. Yo no aguantaría ni toleraría una infidelidad como hace poco se dio con un conocido comentarista y su esposa. Ok, la querré mucho y lo que quieras pero o te vas o me voy. Punto. Nadie esta para dejarse esas cosas y mucho menos que todo mundo se entere antes que yo. Vemos a la otra persona como mi "posesión, mi trofeo" y nadie me lo quita aunque no me quiera ni yo lo quiera. Eso es enfermo. Las personas nacimos para buscar la felicidad y la verdad hombres y mujeres sobramos y alguien si querrá ser felices a nuestro lado y comprometerse en serio.
En conclusión; no tengo pareja porque así lo he decidido. Porque no será el destino quien me la ponga enfrente ni la buena fortuna hará mi trabajo. la mujer correcta para mi esta ahí. No será cualquier mujer. Tendrá que ser libre para que ella también decida estar a mi lado y yo no seré su felicidad porque ella ya es feliz pero, al igual que yo, seremos mas felices cuando estemos en compañía y cuando haya problemas los resolveremos juntos y si un día se quiere ir con alguien mas me lo dirá sin andarse por las ramas porque sabrá que no me dañara y al día siguiente yo seguiré siendo feliz. No me pedirá nada porque lo tendrá todo y yo no le pediré nada porque ya lo tengo todo pero sabremos darnos todo sin quitarnos nada.
Ella esta ahí, de eso estoy seguro. Ella lee estas palabras. Ella ya sueña conmigo pero aún no lo sabe.

lunes, 11 de agosto de 2014

Tu eres

BY Ricardo Ayala No comments


La sonrisa perfecta que ilumina
La espera que no pesa
el "hola" que me hace el día
la boca que más sensual pronuncia mi nombre
los ojos que besan suave
el pelo que me invita a perderme
las manos que he esperado
los senos que cuidaran mi sueño
el ombligo que besare incado
las piernas que serán mi camino
los muslos en los que dejare la vida.
Tu eres esto.
Tu eres y te espero
Tu eres todo y mucho más.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Palabras

BY Ricardo Ayala No comments


A veces decimos palabras. Y a veces esas palabras lastiman. Podemos decirlas con toda la intención del mundo o a veces salen sin pensar. Esas palabras algunas veces son vacías y algunas otras veces son llenas de odio y de rencor. Cuando se trata de lastimar con las palabras no somos considerados ni benévolos. El ser humano esta hecho más para la guerra que para la paz. Nos podemos destrozar diciéndonos nuestras verdades y nuestras maldades en un arrebato de sentirnos poderosos cuando lo que realmente está pasando es que estamos lastimados, heridos, moribundos.
Para lo que no somos nada buenos es para decir lo que queremos, lo que nos gusta, lo que en verdad sentimos. Nos hemos complicado tanto la vida que en estos tiempos ser honesto es pecado mortal. Aprendemos a mentir con tanta facilidad que parece ser una virtud cardinal. Escondemos las verdaderas palabras entre frases rebuscadas y múltiples sentidos con tal de que no sean obvias ni veraces. ¿Qué sería del mundo si decimos las palabras correctas? Decir un "te quiero" cuando lo sentimos o un "me gustas mucho" cuando estamos frente a esa persona especial. Saber decir "No" a tiempo nos ahorraría miles de problemas y "contigo hasta el final" ciertamente no nos haría la vida más fácil pero si más plena y valiosa. ¿por qué tendría que ser malo decirle a alguien que te gusta y le gustas "quiero tener sexo contigo"? Digo, a nadie nos concibieron por mensaje de texto y es mejor ser sincero y respetuoso que engañar con promesas falsas y palabras huecas. ¿Por qué nos cuesta tanto decir "ya no quiero estar contigo" y seguimos aguantando una situación insostenible y empeorando las cosas.
 Hay tantas cosas que podemos decir correctamente, tales como:

"eres mi vida"
"Hoy no tengo ganas"
"Llévame al cine"
"Que tengas un lindo día"
"Para esa trompita que te voy a comer a besos"
"Si te vas es para siempre"
"No quiero salir contigo pero gracias"
"Pienso que no estas en lo correcto"
"Hagamos que el "para siempre" funcione entre nosotros"
"Dime la verdad"
"Me siento afortunado de estar contigo"
"Por favor vete"
"No me dejes"
"Quédate conmigo"
"Ya ves, te lo dije"

Seguro ustedes tendrán muchas mas sugerencias pero lo importante es que digamos las cosas como tienen que ser y perdamos el miedo, tal vez algo bueno pasara!