Ir al contenido principal

I.A.


Hasta donde sabemos, somos los únicos seres con inteligencia en el universo. Por ahora.
Ahora que definir "inteligencia" es algo un poco "truculento". Quizás los peces son inteligentes pero su memoria dura solo unos cuantos segundos y por eso viven cómodamente en una pecera y no son capaces de crear una nave que los lleve de vuelta al mar. Por el contrario, los elefantes pueden recordar eventos durante toda su vida pero sus procesos cerebrales son lentos y muy simples. El ser humano es en si mismo un organismo perfecto. Aparte de tener el cerebro adecuado tenemos el cuerpo adecuado y vivimos en un mundo adecuado para desarrollar todas nuestras capacidades. Si nos hubiéramos desarrollado en la Luna, por ejemplo, la humanidad se hubiera extinguido en dos segundos. Inteligencia involucra la capacidad de pensar, de razonar, de decidir, de operar, de ejecutar, de comprender, de recordar y de adaptarse.
Hace algunos días el afamado científico Stephen Hawking comentó en un artículo que publico junto a otros investigadores, que "la Inteligencia Artificial es el peor error de la humanidad y podría ser el último". Aquí es donde todos tenemos un "flashback" y recordamos cosas como "Skynet" o "La matrix". La preocupación de Hawking es que no se están estudiando de forma sería las implicaciones que tendría una "verdadera inteligencia artificial" y en todo caso, tomar las precauciones adecuadas para que sean el mayor acierto y no el peor error de la humanidad.
La cosa no es nada fácil. Nuestro cerebro es una masa de mas o menos 1,200 gramos de peso y funciona con una cantidad de energía casi despreciable. La primera computadora pesaba 30 toneladas y consumía alrededor de 150 Kw de energía y no tenía ni la mil millonésima parte de la capacidad de nuestro cerebro. Actualmente las cosas son un poco diferentes. Los microprocesadores son cada día mas pequeños, con mayor capacidad de procesamiento y consumen mucha menos energía. Aún así, siguen estando muy lejos de tan siquiera hacer algo parecido al cerebro humano y en lo único que nos superan es en la velocidad de procesamiento. Pero ya es algo. La inteligencia artificial no es solo hablar del "hardware" sino también del "software". Lo que hace potente a los "fierros" es el programa y como este escrito. Todo lo que una máquina puede o no puede hacer es debido al "programa" que tiene imbuido. Actualmente estos "programas" son hechos por un equipo de programadores y cada vez pueden lograr mas cosas debido al desarrollo de la tecnología en los microprocesadores y, en general, a todos los dispositivos electrónicos. Pero el objetivo real de la inteligencia artificial es que una maquina con un software instalado sea capaz de poder "razonar y decidir" por si misma. Esto implicaría que el software pueda auto corregirse, evolucionar y decidir por si mismo. Si le hacemos caso a Hawking, lo que él pide es que pongamos restricciones al software para que una vez que pueda decidir por si misma, esa maquina no decida aniquilarnos lanzando un ataque nuclear masivo, como fue en el caso de Skynet en las películas de "Terminator". Pero si ponemos restricciones entonces no sería una verdadera "inteligencia" ya que estaría limitada y trunca.
Ahora, siendo sinceros, como humanos que somos no van a faltar "algunos" que a pesar de las restricciones se brincaran las trancas y harán el "software último", aquel que será capaz de auto escribirse, auto mejorarse y evolucionar. Crear mejores versiones de si mismo y como consecuencia, reproducirse e intentar trascender. En ese momento la mayor tentación del ser humano será cumplida y como inteligencia podremos sentirnos completos ya que habremos creado algo que será mejor que nosotros mismos, algo que supero a su creador y que en una definición muy simple nos pondría a nivel de dioses.
Esto claro esta no va a pasar mañana ni dentro de veinte años pero eventualmente llegará y entonces tendremos que decidir que hacer: mantenernos con el dominio del termino "inteligencia" y seguir siendo la especie dominante del planeta que aún nos quede y como nos quede o pasar la estafeta a algo mejor creado por nosotros que, si en verdad somos inteligentes, nos ayudará a hacer mejor las cosas y empezar a ver hacia las estrellas como próximo hogar. La otra opción la escribió Fredic Brown en un micro cuento que aquí les dejo y que en verdad es espeluznante; se llama "La Respuesta":

Dwar Ev soldó ceremoniosamente la última conexión con oro. Los ojos de una docena de cámaras de televisión le contemplaban y el subéter transmitió al universo una docena de imágenes sobre lo que estaba haciendo. 

Se enderezó e hizo una seña a Dwar Reyn, acercándose después a un interruptor que completaría el contacto cuando lo accionara. El interruptor conectaría, inmediatamente, todo aquel monstruo de máquinas computadoras con todos los planetas habitados del universo - noventa y seis mil millones de planetas - en el supercircuito que los conectaría a todos con una supercalculadora, una máquina cibernética que combinaría todos los conocimientos de todas las galaxias. 

Dwar Reyn habló brevemente a los miles de millones de espectadores y oyentes. Después, tras un momento de silencio, dijo: 

- Ahora, Dwar Ev. 

Dwar Ev accionó el interruptor. Se produjo un impresionante zumbido, la onda de energía procedente de noventa y seis mil millones de planetas. Las luces se encendieron y apagaron a lo largo de los muchos kilómetros de longitud de los paneles. 

Dwar Ev retrocedió un paso y lanzó un profundo suspiro. 

- El honor de formular la primera pregunta te corresponde a ti, Dwar Reyn. 

- Gracias - repuso Dwar Reyn -, será una pregunta que ninguna máquina cibernética ha podido contestar por sí sola. 

Se volvió de cara a la máquina. 

- ¿Existe Dios? 

La impresionante voz contestó sin vacilar, sin el chasquido de un solo relé. 

- Sí, ahora existe un Dios. 

Un súbito temor se reflejó en la cara de Dwar Ev. Dio un salto para agarrar el interruptor. 

Un rayo procedente del cielo despejado le abatió y produjo un cortocircuito que inutilizó el interruptor. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mujeres asesinas

Caso Mijangos.
Fecha: 24 de Abril de 1989.
Lugar: Hacienda Vegil #408, col. Jardines de la hacienda, Qro.
Hechos: Claudia María, Ana Belén y Alfredo Gtierrez Mijangos, de 11, 9 y 6 años de edad respectivamente, fueron inmolados entre las 5 y las 6 de la mañana por su propia madre, Claudia Mijangos Arzac, mujer de familia acomodada y de 33 años de edad. Utilizando 3 cuchillos de cocina, la madre asesino a sus niños causándoles a las niñas perforaciones de pulmón y corazón y al niño amputación de la mano izquierda y cercenamiento de la mano derecha. Según la investigación forense los niños murieron por desangramiento a causa de las heridas. Se dice que ella misma llamo a su amiga Verónica Vázquez y le comento lo que había hecho "porque no quería que sus niños vivieran la maldad del mundo". Claudia Mijangos intento suicidarse pero no lo logro y se especulaba mucho que había quedado libre por la influencia de su familia pero esta encerrada en el penal de Tepepan en la ciudad de …

El invento del siglo 21

El siglo XX en muchos aspectos se podría bien llamar "el siglo de los inventos". Aunque varios de los mas importantes como la radio, el teléfono y el cinematógrafo se desarrollaron al finales del siglo XIX, el siglo XX nos dejo la mayor cantidad de patentes en toda la historia de la humanidad,contrastando con la edad del Oscurantismo que abarca desde el siglo V hasta bien entrado el siglo XV, tiempos en que la Iglesia Cristiana tenía un poder absoluto y prácticamente detuvo toda forma de progreso técnico o científico.
Es importante hacer mención que un "invento" es algo que no existía antes y no una "mejora o desarrollo de algo que ya existía" como por ejemplo el teléfono celular no debe ser considerado como "invento" ya que es un desarrollo del "teléfono" o las "Laptops" tampoco pueden ser consideras como "inventos" ya que son mejoras de tecnología que ya existía o existe desde hace tiempo. En cambio podemos decir…

El otro grito

2010. Bicentenario de nuestra independencia. Centenario de nuestra revolución. ¿bueno? ¿malo? No lo sé. Depende de cada uno. Pienso que hemos crecido como crece un bebé. Naturalmente lo tienes que hacer pero que crezcas bien es otra cosa; somos como un adolescente desnutrido, enfermo, falto de capacidades y en ciertos momentos, con tendencia al suicidio. Pero aún hay remedio; es muy difícil pero no tiene que ser imposible.
Este es el grito de Perla. Quizás ya lo viste o tal vez no. Este es el otro grito. El de diario. El de todos.