Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

Vega Si o Vega No?

El dilema es este: En la lucha por los derechos de los animales algunas asociaciones civiles han comentado que otra forma de violencia hacia ellos es la producción, comercialización y consumo, y que para proteger y salvar a muchas especies la "solución" es convertirse a Vegano. Así muy rápido y sin entrar en detalles los "veganos" (sería mas correcto llamarlos "vegetarianos", ya que "veganos" es un extranjerismo de origen inglés") son aquellas personas que por convicción deciden abstenerse de utilizar y consumir productos de origen animal.
En lo personal estoy a favor de legislar el maltrato animal y luchar porque se prohiban los espectáculos con animales tales como las corridas de toros, los circos, shows marinos, charrerías, peleas de gallos, carreras de caballos, etc. pero ya dejar de comer y hasta de disfrutar de una buen corte de carne, pollo o pescado si es un poco mas complicado de asimilar. Los veganos "extremos" argument…

El otro Cielo

Cuando era niño mi mamá me contaba sobre el cielo y el infierno. me decía que si me portaba bien y si me comía todas las verduras y hacía mi tarea y era buen niño, cuando muriera me iría al cielo. En aquel tiempo las "ventajas" de irte al cielo no eran muy claras; por ejemplo, vivir siempre feliz creo que fue la única que pudo enumerar mi mamá. En cambio, si me portaba mal y no me comía las verduras y si era muy travieso y no me dormía temprano me iba a ir al infierno y ahí si la cosa se ponía muy fea. En el infierno había un señor que se llamaba "diablo", que nunca se bañaba, era rojo y tenía cuernos en la cabeza, y que era muy malo y ahí, en el infierno, siempre había fuego y muchas cucarachas. Yo con eso me apanicaba ya que mi experiencia con las cucarachas siempre ha sido "complicada" y mas que el fuego y todo lo demás, eran las cucarachas lo que me tenía entre la espada y la pared.
Cuando crecí fui descubriendo que eso del cielo y el infierno no era…

No

Son solo dos letras. Nada difícil de juntar. Puede que a veces sea complicado decirla pero nos evita muchos problemas. Mucha gente puede que no la entienda pero yo soy diferente. No hace falta que me des un discurso e intentes suavizar el dolor o la decepción. Las cosas como son y no te pido mucho. No exijo razones ni necesito que me inventes una tragedia griega. Solo dime que no. Es lo único que te pido. Es lo único que necesito. Esas dos letras asesinan mi ilusión y me darías descanso, me regalas paz. Con una palabra tan corta que ni siquiera necesitas decírmela de frente, me devuelves de nuevo mis alas, me quitas tus cadenas, entierro el sentimiento que me intoxica de ti, que no me deja seguir.
Dime que no. Que no hay futuro contigo, que soy pendejo por soñar contigo, que no te merezco, que llegue muy tarde, que no estoy a tu altura, que mereces mucho más, que no te importo, que no me necesitas, que soy nada, que te importa dos cornetas lo que escribo, lo que siento, lo que te qui…