Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

La sonrisa de Luisa

Te miro y no sé que hacer. El universo es pequeño a comparación de lo que siento por ti; y aún así debo dejarte ir.

-¿Recuerdas cuando la vida era simple?
-Nunca ha sido simple, quizás mas fácil.
-No! era más simple; por ejemplo a las mujeres les gustaban los hombres y a los hombres las mujeres...Ahora casi lo primero que tienes que preguntar es si no son "gays"...Y no es que sea malo o bueno pero ya no es simple.
-Pero eso no es culpa de la vida; las flores siguen siendo hermosas, el sol sigue brillando y el mundo sigue girando. Las personas son las que se complican, se hacen más duras o más frías, se protegen, ya no se arriesgan. El enemigo público número uno en estos días es el amor y con justa razón. El amor esta en vías de extinción.
-No estoy de acuerdo.

Nuestra historia fue breve pero hermosa. Un día te dije que lo que empieza siempre termina y lo que nos corresponde es tratar de hacer ese lapso lo mas largo y bello que se pueda. En ese instante parecías tan convencida…

No es justo!

El primer hecho es que la vida es injusta.
La definición de "Justicia" viene del latín y define a "la virtud cardinal que supone otorgar a cada uno aquello que le pertenece o le concierne". En un sentido religioso la justicia es "un atributo que le pertenece a Dios y que le permite ordenar las cosas de acuerdo a merecimientos". En la vida real por supuesto esto no existe. Y no existe porque cada uno supone o cree que merece un montón de cosas casi por el simple hecho de ser quien uno es. Si fuera por méritos, la mayoría de la gente, por no decir todos, tendríamos o muy poco o casi todo. Aparte tendríamos que definir primero que es un "merecimiento" y la escala para tener o dejar de tener algo. En los cumpleaños siempre nos regalan cosas y nos felicitan por el simple hecho de haber nacido y esta bien, digo, es nuestra cultura y ayuda a la economía pero por ejemplo, cuando hacemos una cosa que se pudiera considerar "buena" nadie lo nota…

Interludio

A veces pienso en que sería si hubiera optado por una vida "normal". Haber estudiado una carrera de medicina o arquitectura. Tener una mujer que me espere y me haga una buena cena. Salir a pasear los fines de semana con los niños al bosque o al cine. Sentarme en el sillón y ver como corretean los nietos con el perro y al fin poder descansar con la satisfacción de haber vivido una vida plena. Pero eso nunca sucederá. La sangre sigue brotando de mi nariz y la pierna que tenía paralizada comienza a regresar a la vida lentamente. Tomo un poco de aire y todavía en el suelo y rodeado de una obscuridad casi total, me deshago de esos sueños que no serán. La verdad es que soy un cazador. Frío, implacable, calculador. Nunca llegare a viejo ni veré a los nietos; es más, ni siquiera tendré esposa o hijos. No puedo darme ese lujo. Entre menos vínculos afectivos o materiales tenga es mejor para lo que hago. Los demonios que cazo no tienen piedad y buscarían cualquier cosa para hacerme da…

En mil pedazos

Ya es hora de cambiar. Si, me equivoque y ejercí mi derecho. Creí en alguien y simplemente no correspondió. Este viejo corazón ya no da mas y es hora de dejarlo. Es tiempo de lamerse las heridas y dejarle al tiempo mismo hacer su magia. No se olvida, solo se supera.
Ahora estoy vencido, cansado y decepcionado. Pienso que sería mejor ya no seguir. Vivo en un mundo cruel y anduve con el corazón descubierto, creyendo en personas que no lo merecían, amando a las mujeres equivocadas.Ya no más. En lo mas profundo de la obscuridad me rindo y saco lágrimas acumuladas durante siete años. Eran infinitas. El amor para mi solo significa dolor, miedo, abuso, decepción. La felicidad efímera que te da es solo un espejismo alevoso y ventajoso que te regala un boleto directo al infierno. Y no se vale.
Hoy es tiempo de luto. De replantear las cosas, de partirme en mil pedazos para volver a inventarme. En el fondo del pozo, mal herido y sin ánimos, cuando nadie te ayuda es mi obligación levantar una ma…